Presentación

La CORAL POLIFÓNICA “ALBRICIAS” trata, con esta página, de incorporarse a las nuevas tecnologías de la comunicación y la información, dándose a conocer e informando de sus actividades a través de ella.

La fundación de esta Coral data del año 1984, bajo la Dirección de D. Daniel Casanova Collantes, profesor de Clarinete del Conservatorio de Huelva. Y es ahora, cuando está a punto de cumplir su XXV Aniversario, cuando nos proponemos crear este blog, a iniciativa de uno de sus componentes, Lorenzo González Rico, a quien agradecemos sinceramente su disposición e interés en llevarla a efecto.

Desde su fundación, la Coral ha desarrollado su actividad polifónica con gran ilusión, a pesar de los distintos avatares y dificultades por los que ha ido atravesando a lo largo de su pequeña, pero fructífera historia. De alguna manera, su nacimiento vino a plasmar una tradición y vocación polifónica de este pequeño enclave, en el centro de la provincia de Huelva, entre la costa y la sierra, que lleva el nombre de la comarca: El Cerro de Andévalo. Y es que este pueblo, de rico folklore y acervo musical, ha gustado y disfrutado desde siempre del canto a varias voces, que surgen de manera espontánea, sin preparación previa, en cualquier reunión, festividad o evento conmemorativo. Sólo faltaba su organización formal y reglada, y ésta surge con la venida de Daniel como profesor del aula de Música. Expuesta la idea por un grupo de amigos, la aceptación del Profesor da inicio a esta historia.

Más adelante, la crisis abierta con la marcha de Daniel en 1992, es cerrada casi de inmediato al aceptar el reto de la dirección uno de los componentes, Juan González González, con la ayuda de Juan Velardo González, como Director Adjunto. Y hasta ahora.

Poco a poco el repertorio se ha ido ampliando, siendo ya considerable. En él cabe todo tipo de música: desde la Polifonía religiosa a la profana, desde la folklórica y local a la popular, desde la antigua a la actual. Toda la Música, estando bien hecha e interpretada, es buena. Y así, disponemos en nuestro repertorio, de varias Misas, Música del Renacimiento, Canciones Sefardíes, Monográficos sobre música de Francisco Guerrero, sobre poemas de García Lorca, Alberti y otros poetas, Música de autores andaluces, Boleros y Habaneras, Música Cubana y Sudamericana, Villancicos, etc.

Y últimamente (año 2004), con la búsqueda de nuevos timbres y agrupaciones, hemos creado un Ochote de voces masculinas en el seno de la Coral, que no compite con ella sino que la complementa y enriquece. Aún con un repertorio muy reducido, ha actuado ya en varias ocasiones con notable éxito.

No queremos olvidar aquí nuestro reconocimiento a todos aquellos hombres y mujeres que formaron parte de nuestra Coral y que, en distintos momentos, decidieron dejarnos por diferentes motivos. Son muchos más de los que actualmente la conformamos y, con sus voces y presencia, contribuyeron al desarrollo y éxito de la misma. Nuestro saludo a todos ellos y nuestra invitación a incorporarse a todos los que puedan y lo deseen. Las puertas y los brazos están abiertos. No podemos tampoco, en estos momentos, dejar de expresar nuestro recuerdo más entrañable y cariñoso hacia la única persona que nos dejó, no por su deseo o motivos personales, sino por imperativo de una enfermedad incurable: María Díaz García. Nos dejó sin su extraordinaria voz pero, sobre todo, sin su alegría, sin su juventud y sin su amable amistad.

Para terminar, decir que lo más hermoso de nuestra agrupación, aparte de la maravilla que supone cantar, y cantar juntos, es el vínculo que se crea entre los componentes, que formamos una gran familia, que disfrutamos de la Música, sí, pero también del esparcimiento, de esos grandes momentos después de un concierto o de un encuentro con otras Corales, o celebrando una cena de hermandad, o en un viaje de recreo, incluso en los ensayos.

Por eso, nuestro mayor deseo es continuar manteniendo y ampliando esta actividad indefinidamente, para satisfacción de sus miembros y de los amantes de este tipo de música, haciendo un llamamiento a jóvenes y mayores que puedan sentir alguna afinidad con ella para que se acerquen y participen del gozo inefable de cantar en compañía.

El Cerro, junio de 2008.

 

 

Anuncios